sábado, 20 de junio de 2009

Manifiesto de Fotografía Documental

A partir de una serie de reflexiones sobre lo público y lo privado encontramos varias preguntas, entre ellas: ¿Qué entender por social? y ¿Cómo atender lo social desde una perspectiva alternativa?

Lo social, es ese espacio de carácter público en el cual se dan relaciones de inclusión y exclusión entre sujetos. Sin embargo, dicho espacio no es acabado, se construye y se reconstruye permanentemente y, en ese sentido, las interacciones que se dan exigen una perspectiva de lo colectivo, porque ellas entran a constituir ese espacio y posibilitan la acción para alcanzar en comunidad el bienestar. Pero ello no es fácil si partimos de la idea y la experiencia de que la educación que nos ha sido impartida se ha dirigido a fortalecer y constituir fortalezas individuales. De hecho asistimos a un momento crucial de la humanidad, en el que enfrentamos los efectos de los procesos de individualización de los sujetos, quienes se han limitado a pensarse en el ámbito privado pero no en el público.

Así, el Colectivo OctoActo hace parte de la búsqueda de alternativas para fortalecer y construir lo social, y plantea una vía para comenzar a involucrarnos en lo social desde sentidos, acciones y pensamientos distintos a la competencia desconsiderada, a los intereses privados, a la negación y la invisibilización del otro, así como de las situaciones, contextos y espacios que usualmente han sido relegados porque representan "problemas", dificultades o esfuerzos adicionales para la mismidad.

En OctoActo el otro importa, importa demasiado porque ese otro es nuestro reflejo, tiene un espacio en cada uno, habla de nosotros, de nuestra propia discapacidad, de nuestra emocionalidad, de nuestro Ser. La labor del Colectivo está centrada en la relación con el otro, pero ese otro visto y sentido desde lo que le es esencial como ser humano.

El acercamiento a las comunidades en condición de vulnerabilidad o diversidad presenta varias exigencias, entre ellas, la necesidad de tener un gran respeto hacia aquellos con quienes nos contactamos, lo que implica un ejercicio de conexión especial con nosotros mismos, con nuestras necesidades, dificultades, potencialidades, gustos, deseos, entre muchos otros aspectos que permiten ejercer el respeto. Pero esta no es una tarea fácil ya que todos hablamos y creemos saber que es el respeto de manera superficial, pero a la hora de acercarnos al otro se generan muchas inquietudes sobre qué es y cómo se brinda el respeto, no sólo se trata de saber qué es respeto sino de sentirlo, dos cuestiones relacionadas pero distintas.

Otra exigencia es no partir de una preclasificación o precategorización del otro, de hecho, esa es nuestra forma usual y mecánica de acercarnos al otro. Algunas veces se logra este propósito, pero en algunas ocasiones no es posible, a veces por nuestra propia desconexión con la intención que orienta nuestra apuesta, otras por el contexto, por nuestros miedos, prejuicios, afanes, entre otros. De esta manera parte de nuestro intento es romper estructuras propias sobre la forma como cada uno construye su pensamiento, su mirada y su experiencia consigo mismo, con los otros y un “nosotros social”.

Otro asunto esencial para nosotros es realizar un trabajo que posibilite un reconocimiento de otras formas de existencia, de saber, de conocer, de pensar la vida, lo público y lo privado, la educación, la salud, la alimentación, el sexo, el amor y el odio. Ahora bien, definir qué es mejor o peor, bueno o malo, no es nuestro objetivo, este se dirige a proponer que el mundo y la vida no son lineales, no son sólo como estamos enseñados a verlos, que existen otras infinitas posibilidades y que, quizás, en ellas encontraremos respuestas a las problemáticas personales y/o sociales. En algunos casos esas otras posibilidades ocultas, u ocultadas, pueden llegar a ser caminos que nos lleven a pensar y vivir el bienestar o el malestar de otra manera.

Es así como una otra pretensión es romper, repensar o resignificar categorías, conceptos, tesis y hasta teorías que socialmente han sido aceptadas como las “verdaderas” sin mayor reflexión, bien sea por imposición o por pura “educación”: pobreza, pueblo, tercer mundo, subdesarrollo, progreso, discapacidad, clases sociales, comunidad, diversidad, arte, fotografía, documentalismo social, fotoreportería, fotoensayo, IAP, entre otras. Lo anterior no se refiere a negar la falta de condiciones mínimas de vida que requieren o demandan personas, pueblos, grupos sociales o comunidades. En primer lugar, porque a algunas de ellas les han negado y arrancado sus saberes, sus costumbres y tradiciones, es decir, les han quitado sus raíces, su sustento y las han insertado, de manera abrupta, en otro sistema de vida; en segundo lugar, tampoco ese nuevo sistema de vida les brinda unas condiciones apropiadas porque asuntos como la corrupción, la privatización de lo público, la negación de lo propio, la identificación con lo foráneo, el querer ser algo que no se es pero que se debe ser, hacen que en vez de que se potencien los beneficios y excedentes económicos y políticos estos se utilicen como instrumento de poder y de dominación. En ese sentido, las categorías, conceptos, tesis y teorías se instituyen por ciertos y determinados actores sociales e intereses, y algunos se han creado o se establecen para mantener un cierto orden social, conveniente a algunos pero poco favorable para la mayoría.

Entre otras preguntas posibles surgen: ¿Por qué no comenzar por (re) pensar el uso documental y social de la fotografía?, ¿Existe una relación entre la fotografía y lo social?, ¿Puede la fotografía incidir en la construcción social de lo público, de lo colectivo?, ¿Se puede usar la fotografía como medio de acción social?

Por: Andrea Osorio Villada

EXTRAIDO DEL BLOG : OCTO ACTO

lunes, 15 de junio de 2009

VIDA MEXICANA

Matilda

Vida, alegría, pureza.

Tu destino no fue casual, es fragmento de un viaje.

Sos parte de un recorrido, tal vez el mismo que con tus piececitos transitas.

Pieza de dos vidas que buscando te encontraron.

Que hoy te crían y te protegen.

Te educan.

Nadie sabe hacia donde corres, nadie puede frenar tu andar.

Sigue así pequeña mujercita, que tus brazos son tus velas y tu corazón tu timor.

Descansa tus padres serán tu guía.

Tu nombre para ellos será siempre una imagen, la misma que te envuelve en tu transitar.

Para vos será tu identidad.

Y para nosotros un silbido al alma.





DIALOGO ENTRE MUTANTES

Baja California, Mexico, abril del 2009, encuentro oportuno para imagenes, mirada de Jose Luis Miralles, interpretacion de las imagenes tomadas como vivencia personal, lectura sobre aquella cultura que esta envuelta en el mismo manto que nosotros.
Un dia normal, articulacion entre dos mundos.

Actor 1: Tal vez pueda parar y relajarme,

Relacionarme con otros,

Comer algo típico.

Actor 2: Pronto señor, páseme su plato.

Vera que rica comida preparamos hoy

Alambre de tripas en tortillas caseras!


Actor 1: Las recuentos no cierran, los límites se agotan,

Estas vacaciones sin mi aislamiento…

Que dijo este hombre? Aquí tiene mi bandeja.

Actor 2: Lo servimos jugoso, servilletas y picante lo toma allá.

Si quiere ya mismo le voy preparando otro.

Se nota por su camisa que paga por dos.


Actor 1: Luego de este almuerzo haré un llamado a la empresa.

Como parar mi mente, la calma no es mi medio.

Que simple es el negocio de este hombre, solo el y su carro.

Actor 2: Podrá usted probar el de cochinilla pibil

Con anana y tortillas de maíz.

Estará de vacaciones o vendrá por negocios? Es lo mismo, se le nota en su rostro el agotamiento.


Actor 1: Solo pienso en el sistema, es lo único que tengo,

No puedo sentirme cómodo en otro lugar si no hay ruido.

Como hará este vendedor si se larga una tormenta?

Actor 2: No se preocupe que tengo cambio para su moneda, hoy la venta fue buena.

Mañana estaré a la misma hora, no se olvide de pasar.

No cambiaria ni un segundo mi camisa por la de èl, el talle no es el mismo.



Actor 1: Regresare antes de lo pensado, estar acá no soluciona nada.

Será siempre así este sitio? O seré yo que jamás me lo imagine.

La vida de este hombre me parece rutinaria.

Actor 2: Tome señor un poco mas de juguito para el taco.

Con solo mirarlo me da escalofrío,

Que cara tiene, cuantos problemas hay en su mundo.


Actor 1: No comeré mas de uno

No se quien es este hombre, no como cocina esto.

Mi mundo es mi asfixia, elijo estar en el infierno.

Actor 2: Como usted quiera, no creerá que trato de pasarlo?

Mi vida es esto, cocino y vendo para comer

Mi mundo es simple, un paraíso donde me encuentro.

jueves, 11 de junio de 2009

SERE CURIOSO....

En una exacta foto del diario
señor ministro del imposible
Vi en pleno gozo y en plena euforia
y en plena risa su rostro simple



Seré curioso señor ministro
de qué se ríe, de qué se ríe

De su ventana se ve la playa
pero se ignoran los cantegriles
Tienen sus hijos ojos de mando
pero otros tienen mirada triste


Aquí en la calle suceden cosas
que ni siquiera pueden decirse
Los estudiantes y los obreros
ponen los puntos sobre las íes

Por eso digo señor ministro
de qué se ríe de qué se ríe

Usté conoce mejor que nadie
la ley amarga de estos países
Ustedes duros con nuestra gente
por qué con otros son tan serviles


Cómo traicionan el patrimonio
mientras el gringo nos cobra el triple
Cómo traicionan usté y los otros
los adulones y los seniles


Por eso digo señor ministro
de qué se ríe de qué se ríe


Aquí en la calle sus guardias matan
y los que mueren son gente humilde
Y los que quedan llorando de rabia
seguro piensan en el desquite


Allá en la celda sus hombres hacen
sufrir al hombre y eso no sirve
Después de todo usté es el palo
mayor de un barco que se va a pique

Seré curioso señor ministro
de qué se ríe, de qué se ríe.


FOTOGRAFIA: FERNANDA RIVERA LUQUE
TEXTO: MARIO BENEDETTI

lunes, 1 de junio de 2009

MALVINAS ¿CAUSA O EFECTO?

Que va primero, quien lleva a cual ?

Nosotros fuimos o a nosotros nos llevaron ?

Somos o nos hacemos ?

Nacemos o nos hacen ?

Decididos ?

Acarreados ?

Yo creía que la ruta pasaba por el hombre, y que de allí tenía que salir el destino.





En aquel entonces toda la percepción de la realidad la hicieron a través de placas doctrinales.

Que son frases cortas, contundentes y claras.

Que sustituyen a los complicados, aunque cotidianos, procesos de elaboración mental.

Un cliché es absorbido sin crítica alguna por el subordinado y se convierte inmediatamente en su propio pensamiento o mecanismo para analizar la realidad.

Éstos sirven para sacar ventaja de las debilidades de carácter o bien para hacer que un individuo pierda el control.

El receptor influido por estas condiciones puede cometer errores que favorezcan al manipulador.

Se puede decir que el control mental  se limita, a ciertos procesos de adoctrinamiento que se logran al repetir la ideología de un grupo y al no pensar por sí mismo.





Esta sociedad argentina en gran parte fue y es victima de tal efecto o de tal causa.

Por razones que agobian en el inconciente en una cultura sin identidad, con justicia abortada por desapariciones, por torturas y las peores crueldades humanas.

Pero hay una consecución:

La del efecto y la de la causa.

La del síntoma colectivo:

La CEGUERA.

 

Pero la pregunta también es como podemos hacer que esta sociedad con ojos en perfecto estado, no sufra de la ceguera en la que esta envuelta.


  FERNANDA RIVERA LUQUE.